LAS ALAS DEL VERSO | Monica Gameros

-Mónica Gameros-

Vol. 1 Poesía de Bolsillo

Cascada de Palabras, cartonera

 

Soy el verso que nacerá de tu anhelo

Gala Ozono (México 1825)

1

 

Christian SChloe

LAS ALAS DEL VERSO

 

 

Esta mañana descubrí que muto.

 

En la espalda me nacen dos cosas extrañas,

comienzan a salir y causan en mí la urgencia de saltar

desde el punto más alto de la copa de una Jacaranda.

 

-Tengo pies que se transforman en bruma,

las manos se levantan hacia el horizonte,

mis labios, se han sellado-

 

No sé, creo que pronto desenterraré la ansiedad almacenada.

Soltaré las amarras del navío.

Volveré al ojo del huracán.

 

Contemplaré el todo como antes,

en medio del mar en celo,

abrumador, abismal.

 

Esta mañana, mis ojos se abrieron ante el espejo

como dos planetas en colisión.

 

Muto, de a poco, me transformo.

Comienzan a señalarme.

Cuando camino ligera por la calle,

floto entre rumores.

 

Muto y de la espalda me nace polen, semillas,

cúmulos gigantes.

 

Es inevitable.

 

Muto y mi cerebro sólo piensa en aduanas,

en fronteras, en montañas por saltar.

 

Muto y canto para saludar al cielo que me recibe

y me habla de intensas batallas entre aquellos

que se amarran al mástil del barco que se hunde y los otros,

que prefieren nadar en medio del mar en brama.

 

Esta mañana me di cuenta de que muto,

quedé entre dudas atrapada.

 

No me decido.

 

Creo que cambiaré de nombre,

creo que renunciaré a ser un nombre,

creo que dejaré de lado cualquier nombre.

Creo que desplegaré las alas.

 

Por lo pronto, me uní a una parvada.

Por lo pronto, decidí quemar el archivo muerto.

Por lo pronto, despegaré los pies de la montaña.

 

2015-02-15 03.30.23.jpeg

 

[METAMORFOSIS]

 

 I

Me desmorono.

Soy segundero del desierto.

Me erosiono. Lento,

me desbordo en palabras.

 

En marasmo, mi cabeza incontrolable, desborda impaciencia.

Me invade el rencor ante la destrucción,

administrada hasta el infinito.

 

Me pregunto para qué tal cantidad de desprecio.

¿Cuándo se devaluó la vida?

Apenas vale unos billetes; apenas,

unos segundos de vergüenza; apenas

un minuto de silencio.

 

Como si con ello laváramos la culpa de nuestra omisión,

como si con ello limpiáramos nuestro egoísmo

impuesto por la cultura del depredador,

siempre tolerado -en tanto-

no destruya nuestro camino.

 

Somos egos encontrados.

Lenguas que se atacan como serpientes que emergen del agua.

Somos orgullo displicente. Sin cordura,

vamos extendiendo el billete para comprarlo todo.

Vamos histéricos, buscando amor en la temporada de rebajas.

Somos espantapájaros detenidos en el valle, rellenos de miseria,

hasta las nubes huyen de nuestra ansia por tenerlo todo.

Queremos poseer al otro

sin entender

que somos abismo.

 

La vida no importa cuando se es suspiro largo.

Se vuelve desecho cuando se es parte de una promesa;

cuando se es una señal aguda en medio de un terremoto.

 

Me ahogo entre mares de nausea y me repito todo el tiempo:

aún puedo hacerlo, aún puedo revolver el orden de los días,

apuntar al talón,

causar la destrucción de toda cosa diseñada por la avaricia

& río hasta las lagrimas al pensar en la inmortalidad,

río peces dorados en migración.

 

Desbordada, me inunda la furia contra las lenguas del sosiego;

habría que arrancarlas de una tajada,

exprimirlas para refrescar la ansiedad, y por fin,

impulsar osadía.

 

Sería un mundo bello.

Sería un mundo anormal.

 

Sobre tus labios, quiero soñar que extenderás los brazos

para sostener a los críos en su libre caída.

 

MANIFIESTO TRANSRREALISTA POÉTICO

Hagamos de la vida entera un día especial
1 día a la vez, 1 día 1 desierto
1 día, 1 cediendo,
1 día, sólo 1 día.

1 día sin ego, sin distancia,
sin evasión.

Demos homenaje póstumo a los terrores.

Sólo, para no olvidarlos, sólo
para no repetirlos.
Instituyamos el día de las minifaldas,
el día de los besos, el día de la risa,
el día de la anarquía.

Hagamos un carnaval para demostrar nuestra fuerza.
Usemos palabras en vez de mascaras,
manos en vez de balas
Alimentemos la hoguera
con todos los billetes del mundo.

 

Llevemos al paredón la formalidad,
seamos imagen y no semejanza,
danza y no guerra,
constructores, no depredación.

Hagamos de la risa la bandera

y de la neta,
la biblia.

Hagamos de la libertad,
la leyenda del origen de la vida.

 

 

*MONICA GAMEROS Poeta, escritora, periodista y editora mexicana. Dirige la editorial independiente Cascada de Palabras, cartonera desde 2010. Ha sido publicada en Francia, Polonia, USA, Chile, España, Guatemala, Ecuador, Alemania, Uruguay, El Salvador, Argentina, Cuba, entre otros países. Ha sido traducida al inglés, el francés y el polaco.

http://monicagamerosonline.blogspot.mx

Venta y envío del libro: monicagameros@gmail.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s