Libro en línea: LAS ALAS DEL VERSO | Monica Gameros

LAS ALAS DEL VERSO 

-Mónica Gameros-
Vol. 1 Poesía de Bolsillo
Cascada de Palabras, cartonera
FB_IMG_1482110951970.jpg

LAS ALAS DEL VERSO, poesía de la metamorfosis, Monica Gameros Mx

Soy el verso que nacerá de tu anhelo

Gala Ozono (México 1825)

 

1

LAS ALAS DEL VERSO

Esta mañana descubrí que muto.
En la espalda me nacen dos cosas extrañas,
comienzan a salir y causan en mí la urgencia de saltar
desde el punto más alto de la copa de una Jacaranda.

-Tengo pies que se transforman en bruma,
las manos se levantan hacia el horizonte,
mis labios, se han sellado-

No sé, creo que pronto desenterraré la ansiedad almacenada.
Soltaré las amarras del navío. Volveré al ojo del huracán.
Contemplaré el todo como antes, en medio del mar en celo,
abrumador, abismal.

Esta mañana, mis ojos se abrieron ante el espejo
como dos planetas en colisión.

Muto, de a poco, me transformo.
Comienzan a señalarme
cuando camino ligera por la calle,
floto entre rumores.

Muto y de la espalda me nace polen, semillas,
cúmulos gigantes. Es inevitable.

Muto y mi cerebro sólo piensa en aduanas,
en fronteras, en montañas por saltar.

Muto y canto para saludar al cielo que me recibe y me habla de intensas batallas  entre aquellos que se amarran al mástil del barco que se hunde y los otros que prefieren nadar en medio del mar en brama.
Esta mañana me di cuenta de que muto,
quedé entre dudas atrapada.

No me decido.
Creo que cambiaré de nombre,
creo que renunciaré a ser un nombre,
creo que dejaré de lado cualquier nombre.
Creo que desplegaré las alas.

Por lo pronto, me uní a una parvada.
Por lo pronto, decidí quemar el archivo muerto.
Por lo pronto, despegaré los pies de la montaña.

FUGA

I

Soy canto del viento que susurra a tu oído;
palabras que no te permiten descanso.
Soy gélido viento que no te permite respiro.

Soy jadeo del olvido. Soy viento,
gélido susurro, jadeo y suspiro.
Me llevo tus sueños,
te robo el olvido.

II

Ayer, me dispersé en fuga fortuita. Hoy,
acarició –sutil- la sonrisa de la niña
que vive en mi cabeza de mujer caracola.

III

Caminar con los ojos clavados en el cielo,
con los dedos rozando el abismo,
con los labios pronunciando tu nombre,
así, sin pensar en la caída,
sin temer al vacío,
hasta que al paso,
comiences a volar conmigo.

IV

Hoy me gustaría sólo ser aire…
Mañana, seré brisa.

Quiero ser la sombra que viaje entre ventanas
para llegar a tu sueño e invitarte a partir.

[TRANSPOETA ARENA]

I

Sigo a la espera. Sigo
sentada sobre las ruinas del olvido

-con la mirada en el cielo-

Contemplo nubes luego estrellas, luego
amaneceres violentos.

Destellos de sangre pintan alboradas.
Soy arena.

II

Me gusta aullar lento.
Correr sobre las ráfagas del miedo.
Derrumbar los retenes,
estallar el eco del rayo bala.

Quiero intervenirlo todo
con palabras, con cantos,
con versos sueltos,
ahora parvada.

[HOMBRE TORTUGA -CARACOL-GATO
MUJER VENTISCA-MUJER ETÉREA]

Un hombre tortuga carga su casa sobre la espalda
y me invita a tomar té.
Un hombre caracol carga sus fantasías y de un jalón
me desliza sobre su baba.
Un hombre gato me lame y me convierte en ventisca
Su lengua veneno me corroe.

Una sombra un hombre,
una sombra lengua,
una sombra, una sombra.

Meto mano meto lengua,
invierto el orden,
encuentro susurros.

shhh shhh shhh

Nada toca nada silba.
Soy la mujer de los ojos estrella, boca de agua.

shhh shhh shhh

Soy ventisca.
Me disperso.
Me intrego en tu aliento.

Inundaré tu palabra suelta,
desecaré tus mitos,
encontraré tu lengua.

Shhh shhh shhh

Me disperso.
Soy Etérea.

[MUJER GATO]

Con mis ojos estrellados, lanzados al infinito de tu ojo nube,
estrellados en tu labia lenta/ trepo, araño, rasgo
y dejo mi paso en tu tronco.

Te convierto en árbol desteñido/ te dejo crujir sobre tierra, desgajado sobre lecho/ suspirado entre vapores de mi cuerpo.

Rasgo y trazo/ placer dolor/ dolor erecto/
tus flancos dos placas/ tus piernas dos barcas/
tus besos dos lanzas/ se pierden/ se me atraviesan
entre piernas entre senos entre nalgas.

Mis ojos faros/ alumbran fotogramas de mi cuerpo/
iluminan mis garras sobre tu dorso/ mis garras sobre tus jadeos.

Arqueo la espalda/ soy arcogato & tu grito
ruge en el latido de mi deseo & maullo y mascullo
tú, hombre, tu nombre entre millones
tú, nombre jadeo/ tú, hombre suspiro/ tú,
nombre entre avalanchas de ojos felinos/
tú, hombre ambar/ tú, nombre ojos laguna/ Tú
avalanchas tornado sobre mi cadera/ Yo,
silente ronroneo, silente rasguño, silente, maullo/ Silente,
te desbordo y te convierto en rasguño sobre montaña,
rasguño sobre volcán, rasguño sobre gemido.

[TARDE NUBLADA]

I

Tarde nublada
gris/ seca/ a raíz/
asesinada.

Mi corazón, cual placa,
se derrite y se escurre,
se aleja.

Fóbico/ huye de mí/ lánguida.

Nublada la mirada,
empolvada la tarde,
empolvada la sombra,
ausente.

La voz, una rajatabla.
La mano, una culebra lanzada, inyectada.
Introspectiva, dispersa, la gris mañana,
y en mantra, canta
aún puedo seguir tu canto
aún puedo seguir tu vuelo & entonces,
tu sonrisa, alborada.

Tú amaneces en caída
hacia tierra desquebrajada,
requiebras, revuelves y hablas con mi sombra pintada
al lado de tu cama.

Los días pasan, las mañanas son claras,
tropel en automático, sonrisas etiquetadas,
ojos en caudal bailan al borde de mí,
desenfocada, desencajada, desdibujada.

Tarde nublada, sombra que cubre,
que apesta, que desgasta.

Tú,

sombra, palabra apestosa, fatua sonrisa.

[WRITING FOR REACHING YOU]

Ahí voy
Still rolling right to down town
Escucho euforia en tráfico sin arancel.
Loving the night lights
like the sky
Los callejones abiertos. La luz rebota.
Gloss in the river Gloss in the sound
Boca de algodón
Wet pussy Wet lips Wet smile

Sigo la línea
from bar to gang
Sonrío y bebo hiel
Smiling, rolling down town

Talking about all around

Fumo

Me convierto en yesca

Me incendio

I´m still bowling, dancing, howling.
Mi boca es una estrella
Mi lengua luz boreal

My closed eyes just a letter
Mi palabra viaja
Crosses down town

Wet lips Wet smile
& whisper a little secret word,
just for you,
la libero sin esperar nada.

IT´S JUST ONE,
One simple word
Just to reach the sunshine
in your smile

is just one, only one and you close your voice and leave all behind

 

 

2

– Al final, lo que de verdad importa
es sostener la mirada frente al espejo –

[METAMORFOSIS]

I

Me desmorono.
Soy segundero del desierto.
Me erosiono. Lento,
me desbordo en palabras.

En marasmo, mi cabeza incontrolable, desborda impaciencia.
Me invade el rencor ante la destrucción,
administrada hasta el infinito.

Me pregunto para qué tal cantidad de desprecio.
¿Cuándo se devaluó la vida?
Apenas vale unos billetes; apenas,
unos segundos de vergüenza; apenas
un minuto de silencio.

Como si con ello laváramos la culpa de nuestra omisión,
como si con ello limpiáramos nuestro egoísmo
impuesto por la cultura del depredador,
siempre tolerado -en tanto-
no destruya nuestro camino.

Somos egos encontrados.
Lenguas que se atacan como serpientes que emergen del agua.
Somos orgullo displicente. Sin cordura,
vamos extendiendo el billete para comprarlo todo.
Vamos histéricos, buscando amor en la temporada de rebajas.
Somos espantapájaros detenidos en el valle, rellenos de miseria,
hasta las nubes huyen de nuestra ansia por tenerlo todo.

Queremos poseer al otro
sin entender
que somos abismo.

La vida no importa cuando se es suspiro largo.
Se vuelve desecho cuando se es parte de una promesa;
cuando se es una señal aguda en medio de un terremoto.
Me ahogo entre mares de nausea y me repito todo el tiempo:
aún puedo hacerlo, aún puedo revolver el orden de los días,
apuntar al talón,
causar la destrucción de toda cosa diseñada por la avaricia
& río hasta las lagrimas al pensar en la inmortalidad,
río peces dorados en migración.

Desbordada, me inunda la furia contra las lenguas del sosiego;
habría que arrancarlas de una tajada,
exprimirlas para refrescar la ansiedad, y por fin,
impulsar osadía.

Sería un mundo bello.
Sería un mundo anormal.

Sobre tus labios, quiero soñar que extenderás los brazos
para sostener a los críos en su libre caída.

[DEDOS]

La poesía conversa en marcha marcial,
esparce lenguas nuevas que no saben de paga,
rechaza la belleza como bandera de manada,
como estandarte de la hipocresía.

Los versos, lanzados como ráfagas,
llegan al muro de la apatía, lo mueven muy poco,
pero lo fracturan en la estructura,
preparan la caída.

Dedos veneno, escarchan gargantas,
rajan banderas, aserran torsos,
reparten miembros sobre la acera.

Dedos demonio, decapitan las ideas,
intentan borrar cualquier resistencia.

Dedos ácidos cruzan chequeras,
dedos rugosos compran vaginas,
dedos temblorosos
levantan las mezquinas orillas de tu paciencia.

[ABSURDO]

I

Un solo paso sin ritmo sin son sin lamento
Un solo paso
sobre la pendiente
La distancia al fondo es tan corta
a pesar del abismo, a pesar del vacío.

Dueños del malabarismo, pisamos confiados la telaraña,
nos enredamos y nos regocijamos en medio del oasis,
hasta que el agua se acabe,
hasta que nos afilemos los colmillos,
hasta perder la satisfacción de todo.

¿No es ridículo como sufre quien busca el equilibrio?

Planea su viaje, cumple los pasos,
se entalla en zapatos que nunca son de su medida y calla,
ejecuta, y espera la redención al cumplir méritos de lacayo,
sin entender que es su propia “medida”
la que le recuerda el sistema de castas.

¿No es absurdo todo aquel que con su corbata
termina colgando su voluntad?

II

Ojos diluidos en cataratas
Muecas diluidas en pantallas

Las manos se rozan, pero no se alcanzan
se rodean, se entrelazan, pero no se quedan.
Vuelan siempre en huida perfecta,
Huyen siempre de su boba charla,
Huyen y se alejan para no contaminarse de tristeza

-y se quedan llenas, se desbordan-

Húmedas se anegan,
Húmedas,
se escurren entre bonos de productiva miseria.

III

Hay manos llenas de plata.
Hay manos con argollas acariciando faldas.
Hay manos con promesas, dispersando batallas.
Dedos apretando gatillos igual que apretaran estrellas.
Dedos imponen, dedos dictan el odio
que flota en todas direcciones.

Dedos capturan nombres,
preparan listas de sicarios y gritan:

¡Matenlos en caliente!

Háganlos gajos, cenizas,
Vísceras inconexas.
Dedos y chequeras, niegan el futuro,
anulan las palabras, y se reúnen y callan.

La mayoría siempre calla.

Resentidas, inconformes, las mayorías
callan todo el tiempo.
Silenciosas, callan mientras bailan,
callan y aceptan, tributarias,
pagan con silencio
el derecho a la estancia involuntaria.
Dedos por consciencia, se reúnen en plenaria.

Traidores, callan, traidores
los dedos venden la esperanza.

3

 

MANIFIESTO TRANSRREALISTA POÉTICO

Hagamos de la vida entera un día especial
1 día a la vez, 1 día 1 desierto
1 día, 1 cediendo,
1 día, sólo 1 día.

1 día sin ego, sin distancia,
sin evasión.

Demos homenaje póstumo a los terrores.

Sólo, para no olvidarlos, sólo
para no repetirlos.
Instituyamos el día de las minifaldas,
el día de los besos, el día de la risa,
el día de la anarquía.

Hagamos un carnaval para demostrar nuestra fuerza.
Usemos palabras en vez de mascaras,
manos en vez de balas
Alimentemos la hoguera
con todos los billetes del mundo.

Llevemos al paredón la formalidad,
seamos imagen y no semejanza,
danza y no guerra,
constructores, no depredación.

Hagamos de la risa la bandera
y de la neta,
la biblia.

Hagamos de la libertad,
la leyenda del origen de la vida.

[POETAS]

Somos mujeres de acero y concreto,
mujeres urbanas, migrantes del silencio…
Sobre las palabras montamos la duda,
sobre lobos, desgarramos la sombra del fatuo amor:
ligero, apócrifo, efímero
y reímos, a carcajadas
nos desgranamos.

Somos mujeres del viento,
canto del sarcasmo,
mito del asombro.

Juntas vamos,
Entrelazamos expectativas
y caemos en el abismo del nihilismo.

Directas somos, dudas esparcimos,
nos libramos de los miedos que nos quieren arrinconar,
nos vamos de fuga, de esquina en esquina,
de la orilla del mar hasta la orilla del cielo izquierdo, entonces
beso tu rostro y en silencio observo sobre tu boca
nostalgia, deseo, anhelo.

[LENGUA POESÍA]

Sí se puede vivir en la poesía.
Es la boca-puerta; es la lengua-fuego
es palabra-tormenta.

Los versos son los dedos-balas;
son las hojas, abismo.

Se transforman en ojos por los que la desdicha se fuga
sin decir nada.

La poesía es lengua de fuego.
Lengua traza, lengua senda,
va directo a tu universo.

Vivo con lengua de fuego, trazo caminos,
de mi piel a la tuya,
de mí, buscando tu locura.

Tomo entre los labios los segundos que te sobran,
tomo entre mis brazos la locura de tu boca.

Lengua caricia, lengua cicatriz.
El mundo es una bola de nieve que nos impacta.
La vida, da vueltas y vueltas mientras se alarga.
Mientras se vuelve norte, se vuelve vacío.

Lengua verso, poema fuego
Estallas

‎[ESCRIBO]  

Escribo poemas y lo llaman delito.
Escribo mis ideas y me llaman radical.
Escribo lo que veo, lo que siento, lo que huelo.
Escribo de la mugre que no huele como la miseria
aunque se le parezca; la mugre es medio pegagosa,
tiene una suerte de alegría.

En cambio, la miseria, es un desierto infinito,
sin norte, sin sur, sin límite alguno. De hecho,
podría ser un laberinto por el que se puede dar vueltas y vueltas
sin llegar a ningún punto, una caverna donde la voz se vuelve eco
perdido en un valle del silencio.

Ay la miseria, es tan coqueta,
entallada en jeans de diez dólares,
tiene sabor a fritanga quemada sobre el anafre.

Ay la mugre, algunos snobs dicen que tiene su parte rústica,
la comparan con una postal en blanco y negro,
y eso les parece bello, les parece pintoresco
sólo porque no saben lo que es buscar un mendrugo bajo las cajas olvidadas
en los rincones de una alacena.

Escribo y escribo para olvidarme del eco que retumba en mi pecho,
es un eco que se hace lluvia negra, un eco que no me deja estarme quieta.
Escribo como si construyera una barricada contra la tristeza,
una suerte de aduana por la que quisiera frenar los recuerdos,
una suerte de frontera donde pudiera detener a la nostalgia,
la misma que se tragó mi voz por años y me dejó callada,
sólo observaba, sólo contemplaba las figuras,
las sombras, los colores de lo simple,
los hombres que no son hombres,
los fantasmas que se aferran a ser lo que no son:

hombres alegres que van por los caminos,
que chupan la alegría de las chicas
para encontrar un poco de libertad convertida en beso fortuito.

Escribo lo que pienso, lo que siento, lo que creo,
y me señalan como si fuera un pecado capital hacer poesía.

[NECEDAD]

Dicen que no vale la pena volar,
que me pierda,
que me esté quieta,
que me silencie las palabras,
que guarde todo intento de movilidad,
que me apacigüe y no haga más.

-Aquí te quedas, de aquí no sales,
me dicen y ordenan:
paga impuestos por respirar,
deja de buscar entre los rincones
de las calles convertidas en cajones…

y cuestionan: de qué mierda hablas cuando describes al amor,
puras ideas hippies que no te llevan a nada
y se repite la misma canción, y yo,
que soy necia,
digo que el amor está convertido en piedra,
y ellos, que son cabeza dura
dicen que el amor no vale una tabla,
que con eso no se paga una cena,
una rebanada de nada,
y me exigen y me arrinconan y me gritan:

Deja de ver los cables de la azotea,
no dividen nada, no son crucigramas.

¿A qué te quedas viendo las hojas por las que el sol pasa?

No veas, no observes, no escribas,
no viajes, guarda silencio, no presiones,
nada cambia, todo queda igual,
nada cambia, todo se queda como está…

Y yo, que crecí entre tendedores de colores,
entre callejones grises pintados con flores, y yo,
que no tengo nada más que las palabras,
no puedo obedecer -aunque quisiera, no podría-
se me hace nudo la voz, se me atora en la garganta,
me asfixia y me ahoga,
es esta lumbre que me prende,
esta cosa que me incendia,
es un eco convertido en avalancha,
una loquera que no me da paz,
algo a lo que le dicen alma,
algo a lo que llamo libertad, y yo,
que no me sé estar callada -respondona como siempre-
voy por las calles pensando en poemas,
y me doy cuenta de que la voz se me hace canción,
me doy cuenta, de que la gente no sonríe,
sólo marcha, sólo espera
y se traga la impaciencia y se llena de calma,
y se llena de miseria, y yo,
que no me siento parte de nada,
veo observo y pienso, siempre en verso.

Es, como sí ya no supiera hablar,
como si ya no fuera gente normal.

Nomás agarro la pluma
y se me salen las metáforas de los dedos.

Nomás agarro la hoja y a borbotones,
las palabras se me vuelven pájaros
que se van a dar la vuelta, desde lo alto,
para vernos así,
chiquitos como hormigas en marcha continua,
todos en fila, todos trabajando para comprar
un poco de comida,
un poco de tela,
un poco de vida.

Camino por las calles en silencio,
es un momento de paz en medio de la histeria colectiva,
un momento en el que puedo hablar al viento,
aunque me crean loca, aunque me crean ilusa,
aunque me crean una bala perdida,
y voy por las calles, como partícula suelta:
pienso, observo, y luego,
mis ojos son hojas, mi voz llovizna,
la vida muros altos en los que escribo sin reparo,
sin pensar en quién lee, sin imaginar si quiera,
si algo de lo que escribo tendrá eco en algún lado.

No importa,
para qué preocuparse,
si la poesía no sirve para usarla como calza de nada,
si el arte no es nada, mientras
la vida se convierte en mercancía.

Vivir así, con los dedos rebelados,
con las imágenes escapando de la mente,
con los días escurriendo por las hojas,
con las palabras vueltas poesía.

Vivir así aunque no pague renta, vivir así
en vez de morir un poco cada día,
atosigada con la miserable y aburrida vida
de quien es productivo mientras se tiene energía,
de quien es sólo carne, sólo histeria, vivir así,
ser una cosa extraña, una palabra suelta, un poema.

Soy necia, no cabe duda.

ODISEO

Tú sabes que es para ti
No me pidas calma, cuando eres tú
quién me lleva sobre las nubes
No me digas que no se pierde nada
si fue tu luz la que me dio guía cuando andaba perdida en medio de la nada, cuando tocaba el filo del abismo,
cuando dormía a la orilla del camino difuso

Si te pierdo, pierdo tu luz, tu eco, tu voz
Si te vas, me quedaré anegada
y te llevarás mi cinismo en el bolsillo
y no se vale cuando fuiste tú quien me enseñó a sentirlo,
a reír con sarcasmo, a llorar sin pudor alguno

Dame la mano,
cumple la promesa,
suelta esas ideas,
da un paso atrás,
el fondo no existe.

Eres Odiseo y yo Ícaro
No tienes derecho a abandonar el barco
no después de darme la brújula
y ser argonauta conmigo.

B SIDE

Escribo para no ser francotiradora
Mis palabras son balas y tu mente
un tiro al blanco.

[DEFINICIÓN]

Toda mi vida ha estado dirigida a la definición propia.
Toda mi vida he tenido que defender mi definición.

Que si soy de la generación X,
que si soy estadística.

Que si soy mujer-hembra-maja-musa-diosa,
puras etiquetas vanas.

Soy yo, soy libre, soy mía, sólo mía
No pertenezco a nadie, no pertenezco a nada.
Odio a los coleccionistas, los pastores de manadas.

Los líderes de cualquier índole bien pueden irse a la esquina de mi apatía,
los amores que condicionan o dan moronas a cambio de nada,
bien pueden pasar de largo, porque en mí, no tienen cabida.

[TNT]

Hay un chance de que logremos sacar la rebeldía de la cloaca;
hay un chance de que nos reconozcamos; una posibilidad
de que por fin, dejemos atrás a los profetas falsos,
a los mercenarios de la miseria, a las hienas del sistema.

Hay una posibilidad de que una vez reconociéndonos,
sostengamos la mirada, veamos el infierno frente a nuestros ojos
& levantemos el vuelo.

[HAY UN CADÁVER]

Hay un cadáver en el terreno baldío frente a mi puerta.
Al principio, parecía dormir, luego
se convirtió en maniquí.
Cambió el rasgo, el color, la tensión.

Hay un cadáver abandonado sobre la hierba.

Se ha tornado desierto,
se está convirtiendo en arena.

No se desmorona,
no se desgrana,
no se va de a poco;
insiste en quedarse;
insiste, en ser alguien; insiste,
en dejar huella.

Hay un cadáver frente a mi puerta.
Ha estado ahí tanto tiempo,
le echaría en falta si se levanta y anda, para irse por ahí,
sólo por cambiar de hierba.

Hay un cadáver a unos pasos de la puerta;
en simbiosis cósmica con sus restos sobre la tierra.

Cambia de brillo según el clima,
se robustece con la humedad,
se mueve muy poco; siempre,
guarda decoro.

Hay un cadáver cerca, cada rasgo
es un grieta.

[ERMITAÑA]

Ando escondida de la polución, pero es inútil,
se mete por las orillas de la ventana,
por las gargantas de merolicos que al pie de escalera,
al extremo opuesto del corredor,
venden agua, fuego, felicidad.

Ando escondida de los químicos que me causan alergia,
pero están mezclados con el agua que me baña,
con la carne de los muros de mi casa,
con el aire que jalo para seguir suspirando.

Ando escondida del veneno del sistema, pero
por más que hago, siempre me encuentra,
se sale de la pantalla, del teclado, de la radio.

Se alborota y se encierra conmigo en casa,
como si quisiera seguir aferrado a mi piel,
a mi voz, a mis ojos, a mi canto.

Ando escondida,
me repliego por los rincones de la casa,
pero nada basta,
no hay orificio que me guarde,
no hay eco que me alcance para decir:

¡Basta!, ¡Ya basta!,
¡No me sigas jodiendo!

Mira que si desespero, te encañonaré y seguro
saldrás corriendo.

Y yo, pacifista como soy,
apago la TV, enmudezco la radio,
cierro las ventanas para rebotar el estertor de la histeria en masa,
y prendo incienso, cierro los ojos, exhalo.

Exhalo y extirpo de mí
toda esta locura llamada
mundo civilizado.

BONUS TRACK

TURURÚ   

[Por favor, permita el libre cierre de puertas]

A los adictos de la academia,

con sopor eterno a su decoro.

Aguas, aguas, va el diablo, golpe avisa…

Señoras señores, hoy y solo hoy,
me han autorizado para ofrecerle estos útiles paquetes
que le ayudarán a evitar la ansiedad,
para esos momentos en que todo resulta incomprensible y aberrante,
para esas noches de insomnio por los conflictos emocionales
que siente a causa de su fina cuadratura.

Deje de preocuparse,
olvídese del clombuterol, el prozac y el diasepam,
este paquete le hará tranquilas esas noches angustia.

Mire usted, este paquete trae suaves pañuelos desechables con los que
podrá limpiarse las gotas de sudor por la ansiedad de su dogmatismo.

También trae lentes oscuros para que los demás
no vean su asco por las propuestas artísticas contemporáneas,
y por si fuera poco, trae una linda anforita en la que usted podrá poner té de azar
para esos nervios ridículos que no le dan descanso.

Mire, hágame caso, se deshace de la cuadratura, los nervios, el ridículo; de paso,
hasta se alivia de su adicción a facebook…

Le aseguro que en dos semanas, como mínimo,
usted sale a las lecturas de poesía, va a los conciertos,
regresa a los museos & se atreve por fin
a buscar libros entre editores y artistas independientes.

Mire, es en serio, este paquetito le va a cambiar la vida,
le va a quitar lo Peña Nieto y le va ayudar con sus peje lagartos,
además, este paquetito le ayuda a reír frente al absurdo,
el vacío será cubierto con versos & caravanas de nómadas en busca de poesía.

Lleve su paquete y vuelva a la vida.

Sólo hoy, esta magnífica oferta

incluye una corriente de energía que le hará ver la pútrida realidad
como un escenario de comedia fallida y no sólo eso:
si usted es introvertido, seguro encuentra el cauce para su ser contemplativo.

Lleve uno, lleve dos, lleve tres al precio de dos,
sólo hoy, sólo hoy… tururú

Anuncios